Open post coffee

La cafetera I

El día amaneció y me encontró despierto. Tenía fiesta, así que no me preocupé de levantarme pronto, pero no podía dormir más. Después del arduo viaje al lavabo con el fin de evacuar una vejiga llena, había levantado la persiana. Aparte de ese breve instante permanecí en la cama, arrullado entre los pliegues del nórdico. Me resultaba agradable la claridad gris que entraba por la ventana y nunca he tenido problemas para dormir con ningún tipo de intensidad lumínica; aquel no era el motivo por el que no pude conciliar el sueño.

“La cafetera I”Sigue leyendo

Scroll to top